LIFE at Wheaton Bible Church

Home of Wheaton Bible Church's Quarterly Magazine

Cultivando Comunidades en la Comunidad

Lo que Dios está haciendo EN y A TRAVÉS de los Grupos Comunitarios de la Iglesia del Pueblo

por Juan Marcos Gomez, Pastor de Vida en Comunidad

Los Grupos Comunitarios son la mejor manera de mantenernos internamente fuertes primero y, al mismo tiempo, externamente enfocados. Son la mejor manera de cuidarnos unos a otros y de ser luz y sal. Los Grupos Comunitarios son los lugares donde comenzamos al buscar cumplir la Gran Comisión de alcanzar nuestra ‘Jerusalén, Judea, Samaria y hasta lo último de la tierra.  (Hechos 1:8)

—Hanibal Rodriguez, Pastor de Enseñanza

Ha sido una grata sorpresa y motivo de agradecimiento el ver que por años, han venido personas a la Iglesia del Pueblo cada semana desde lugares tan lejanos como Joliet, Melrose Park, Chicago y aún Indiana.

Sin embargo, con el servicio de Estudio Bíblico y oración de los Miércoles, que tradicionalmente lo hemos tenido por muchos años, la historia era diferente. La asistencia era bastante baja, ya que las obligaciones familiares y la distancia hacían practicamente imposible que nuestras familias pudieran venir a la iglesia ese día.

Hace siete meses, más o menos, cuando nuestro nuevo equipo pastoral —Hanibal Rodriguez, Sergio Villanueva, y yo —tomamos al liderazgo de la iglesia, sentimos fuertemente la idea de movilizarnos a donde nuestra gente vive, en su propio contexto, para ir y hacer discípulos (Marcos 16:15), amar a sus vecinos (Mateo 22:37–39), y buscar el bienestar de su ciudad (Jeremías 29:7).

Para ponerlo de manera simple, sentimos que el Evangelio al obrar en nuestro corazón, nos decía que nos viéramos a nosotros mismos y a nuestra congregación aún más involucrada en nuestras comunidades. Sentimos que Dios nos había dado una visión práctica de abrazar y discipular a nuestra gente a través de grupos en los vecindarios y comunidades en donde viven.

Esta visión incluía el modelo de la Iglesia primitiva en Hechos 2:42: perseverando en la doctrina, viviendo en comunión unos con otros, adorando y orando juntos.

También queríamos que estos grupos fluyeran de la realidad de las buenas nuevas del Evangelio, la misión de Dios, y la dependencia en el poder del Espíritu Santo (Hechos 1—2).

Empezamos entonces a hablar de la posibilidad de comenzar un grupo en los apartamentos de Timber Lake en West Chicago. Ya habíamos estado trabajando en esa comunidad a través de los programas de Puente del Pueblo y conocíamos personas de nuestra congregación que vivían ahí y que probablemente les interesaría ser parte de este nuevo ministerio.

La Respuesta

Nos sorprendió en gran manera ver la gran respuesta a este grupo y hemos visto cómo ha habido oportunidad de conectar a personas nuevas con el fluir ministerial de Iglesia.

Al continuar trabajando en Timber Lake, el interés por este ministerio también creció entre nuestra congregación.

Vimos entonces al Señor moverse en los corazones de las personas en el área de Franklin Park. Nos empezamos a reunir con un grupo núcleo de personas y nos dimos cuenta de que teníamos una lista de alrededor de treinta personas—ya conectadas de alguna manera con nuestra congregación—y  quienes potencialmente podrían querer ser parte de este grupo. Entonces nos dimos cuenta de que íbamos a necesitar un lugar más grande para nuestras reuniones.

Vimos evidencias de la gracia de Dios al estar buscando por el mejor lugar dónde reunirnos. Después de visitar cuatro diferentes lugares, el Centro Comunitario de Franklin Park nos pareció ser el lugar perfecto debido a su centralidad y visibilidad en la comunidad. Nos sorprendió gratamente el ver que era el lugar menos caro y disponible para rentar.

Continuamos animados al ver nuevas posibilidades de involucrarnos en nuevos proyectos comunitarios, y estamos en pláticas con una escuela en otra ciudad y considerando cómo podemos ser una bendición a esa comunidad también.

Tres Grupos

Cada miércoles en la noche, mas de 100 personas—más del 25 por ciento de nuestra congregación —se están reuniendo en alguno de estos tres diferentes grupos. Hemos visto evidencias de la gracia de Dios en este ministerio en los apartamentos de Timber Lake en West Chicago, en el grupo que se reúne en la iglesia, y en el que se reúne en el Centro Comunitario de Franklin Park —un grupo que ya es casi es tan grande, si no es que más grande, que el número de personas que típicamente se reunía en el grupo de Iglesia los miércoles en la noche antes de comenzar estos grupos. Damos gloria a Dios por cada persona que se reúne para adorar, estudiar la Biblia, vivir en misión y tener compañerismo en alguno de estos tres diferentes lugares.

Agradecemos el trabajo que Dios nos ha permitido hacer, y continuamos comprometidos a ser familias de misioneros sirviendo a sus comunidades y llamados a re-orientar nuestras vidas alrededor del Evangelio.

Queremos ver a cada persona que asiste a la Iglesia del Pueblo eventualmente ser parte de algún Grupo Comunitario, y esperamos comenzar por lo menos otros dos grupos este año. Queremos estar unidos para la misión de Dios, por el poder de Dios y para la gloria de Dios.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on May 27, 2012 by in Verano 2012, Vida.

In This Issue…

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 31 other followers

%d bloggers like this: